Sí, sé mentir y lo hice muchas veces... pero era verdad que te quería. Cerrá bien cuando te vayas.

9 de abril de 2012

Desiderata

Camina plácidamente entre el ruido y las prisas, y recuerda que la paz puede encontrarse en el silencio. Mantén buenas relaciones con todos en tanto te sea posible, pero sin transigir. Di tu verdad tranquila y claramente; y escucha a los demás, incluso al torpe y al ignorante. Ellos también tienen su historia. 
Evita las personas ruidosas y agresivas, pues son vejaciones para el espíritu. Si te comparas con los demás, puedes volverte vanidoso y amargado porque siempre habrá personas más grandes o más pequeñas que tú.
Disfruta de tus logros, así como de tus planes. Interésate en tu propia carrera, por muy humilde que sea; es un verdadero tesoro en las cambiantes visicitudes del tiempo. Sé cauto en tus negocios, porque el mundo está lleno de engaños. Pero no por esto te ciegues a la virtud que puedas encontrar; mucha gente lucha por altos ideales y en todas partes la vida está llena de heroísmo.
Sé tu mismo. Especialmente no finjas afectos. Tampoco seas cínico respecto al amor, porque frente a toda aridez y desencanto, el amor es tan perenne como la hierba. Acepta con cariño el consejo de los años, renunciando con elegancia a las cosas de juventud. Nutre la fuerza de tu espíritu para que te proteja en la inesperada desgracia, pero no te angusties con fantasías. Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad. Más allá de una sana disciplina, sé amable contigo mismo.
Eres una criatura del universo, al igual que los árboles y las estrellas; tienes derecho a estar aquí.
Y, te resulte o no evidente, sin duda el universo se desenvuelve como debe.
Por lo tanto, mantente en paz con Dios, de cualquier modo que le concibas, y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones, mantente en paz con tu alma en la ruidosa confusión de la vida.
Aún con todas sus farsas, cargas y sueños rotos, éste sigue siendo un hermoso mundo.
Ten cuidado y esfuérzate en ser feliz...




17 de marzo de 2012

extraño

Los chupetines se convierten en cigarrillos, la tarea en basura, la gaseosa en vodka, las bicicletas en autos, los besos en sexo. ¿Te acordas cuando volar significaba amacarte rapidisimo en la hamaca?¿Cuando ''protección'' significaba usar casco?¿Cuando lo peor que podias obtener de una persona eran piojos?¿Cuando solo amabamos a nuestros padres? Los hombros de papá eran el lugar mas alto del mundo y tu mamá era una heroína. Tu peor enemigo era tu hermana/o, los problemas de velocidad eran causados por quién corría más rápido,''Guerra'' era sólo un juego  y la única droga que conocías era el remedio para la tos,el dolor más fuerte que sentías eran tus rodillas raspadas y ''adíos'' era sólo hasta mañana. 

14 de marzo de 2012

Kosovo!

Siempre dije que el orden del cuarto depende plenamente del estado de animo de uno...
Levanto la cabeza, hecho una ojeada.. Detras de todo el desorden logro ver un peluche bastante sucio, una rosa en agua marrón totalmente marchita, podrida mas que marchita, tengo que entender que las flores no viven cuatro meses en un vasito de agua.
Logro ver el gas pimienta, simbolo de la inseguridad que vivi estos ultimos meses, un disco de Ismael Serrano tirado por ahí...
Kilos de ropa sucia, papeles con mocos luego de algunas noches de llanto, dos muertos de vodka de alguna noche de borrachera de las que tuve ultimamente.
Y allá escondida, una bolsita verde contenedora de una carta mal escrita y una pelicula demasiado empalagosa de lo romantica que es...
Que hacer? Me pregunto adentro de mi tambien desordenado cerebro... No tengo ganas de acomodar mi cuarto, creo que convina con mi cuerpo, con mi mente y hasta con mi corazón.
Confundida, así me encuentro, desordenada, desorientada, anonadada, perdida, ¿triste?, ¿enojada?, ¿decepcionada?
No encuentro adjetivo para describirme.
Lo único que se, es que así no puedo estudiar, no puedo bañarme, cambiarme, leer, concentrarme, dormir, NO PUEDO VIVIR EN MI HABITACIÓN!
Que alguien me ayude a acomodar mis ideas, y el orden vendrá después.
Sofía (Magalí), sobreviviendo en el ojo de la tormenta...

21 de febrero de 2012

El sonido de la paz del dia.

Porque fuimos, lo que fuimos.

Porque entre el Lunes y el Martes, me sobra tiempo para necesitarte.
Porque me miento si digo, que tu mirada no fue mi mejor testigo.
Porque aunque ya no me duelas, a veces busco tu nombre en mi chistera.
Porque aun no vino el olvido, para llevarse el ultimo de tus abrigos.
Por los besos que aun nos quedan en la boca, por los miles de homenajes que nos dimos, por nadar y no guardar nunca la ropa, por los dedos juguetones del destino.
Porque fuimos lo que fuimos...
Porque puesto a confesarte, aun le tengo miedo a tenerte delante.
Porque en cuanto me descuido, me atropella algún recuerdo en el pasillo.
Porque no puedo negarte que te quise sin querer y mas que a nadie.
Porque mi doctor previno, que para este corazón estas prohibido...

12 de diciembre de 2011

Mi todo.

Vos, mi proa, mi timón, mi timonel, mi barco y todo, mi mar, mi ancla, mi arena y mi caña de pescar, mi brújula y mi norte, mi puerto y mi soporte, mi capitán y mi tripulación ¿que mas puede pedir el corazón? vos, mi piano, mi papel, mi tinta china, verso y todo, mi mejor musa, mi guitarra y mis intentos de canción, mi alfabeto en español, mi mejor inspiración, mis cuartetos, mis clavijas, mis ideas sin valijas, mis cartas sin correo y esta historia merodeando la razón ¿que mas puede pedir el corazón? vos, el teflon donde resbalan mis problemas. Vos, mi semilla, mi jardín, mi jardinero y todo, mi hoja y tallo, mi rama y mi raíz, mi sol, mi regadera, mi estambre tornasol, mi polen, mi lluvia, mi pétalo y botón. Vos, mi paz y mi batalla, mi verdad y mi novela, mi vicio, mi adicción, mi filosofía, mi coherencia y mi locura, mi desorden, mi armonía, mi remedio y mi mal, la criptonita de este Superman.




(Odio Ricardo Arjona, así que esta entrada va con unas chispas de hipocresía)

Plenitud

Me doy cuenta que tengo todo, que no me falta nada. Me doy cuenta que no soy tan grande como creía ser, que las relaciones humanas son infinitas y que la vida es tan azul como el color del mar, quizás un tanto más celeste. Los momentos son tan completos que no sé en donde almaceno tanta información.