Sí, sé mentir y lo hice muchas veces... pero era verdad que te quería. Cerrá bien cuando te vayas.

21 de julio de 2011

Con el tiempo.

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma; y uno aprende que el amor no significa acostarse y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender... 
Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad. 
Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. 
Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y con cada día uno aprende. 
Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado. 
Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas. 
Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás deseando no volver a verla. 
Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas. 
Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida. 
Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes. 
Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual. 
Con el tiempo te das cuenta de que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.
Jorge Luis Borgés.



12 de julio de 2011

Abrázame. Sentíme.

Hagamos de cuenta que soy una almohada.
Tu almohada.
Esa que te acompaña todas las noches
y que contiene tu fragancia.
Abrazáme. Sentíme.
Formá un puente entre tus brazos
y dejáme ser yo quién te acaricie.

Hagamos de cuenta que soy un espejo.
Tu espejo.
Permitime reflejar quién sos,
ser tu fiel confidente
y resaltar tus virtudes, pero querer tus defectos.
Hagamos de cuenta que soy un libro.
Tu libro.
Ese en el que descargás tus emociones y aflicciones
así como también todas tus satisfacciones.
Dejáme custodiar tus confidencias
y ayudarte a disminuír tus preocupaciones.

Hagamos de cuenta que soy tuya.
Que somos seres bilaterales que nos pertenecemos...
Bastaría con que me lo permitieras
y no sería necesario absoluta y definitivamente, nada más.

11 de julio de 2011

Las mejores escenas

Toda una vida pasada.

Creo que los dos días antes del estreno es cuando se llega al punto máximo de desesperación, no sólo por el hecho que no habrá más estrenos que esperar ni por los cuales hacer la cuenta regresiva...
Sino que por ocasiones como estas es cuando caes en la cuenta de lo rápido que paso el tiempo últimamente. Diez años siguiendo una misma novela, esperando y desesperando por esta, creciendo con esta historia, pensar que a penas tenía 7 años en el estreno de ``La Piedra Filosofa´´ y ahora con ya 17 veo como toda esta historia llega a su desenlace.
¡Que raro se siente esto! ¡Como pasa el tiempo!

3 de julio de 2011

Pasado oscuro?

Sos mas que sexo, que romance, mas que mis historias pasadas, no se comparan con tu boca enamorada. te miro y sonrio mientras te toco la cara, porque encontre el compañero que yo deseaba. con vos existen sueños y proyectos a futuro, con vos no hay pasado oscuro, yo te lo aseguro. Con vos nace el amor, no tengo miedo, no lo dudo, con vos mi amor yo soy feliz.

Quiero más

Quiero sentarme en el balcón de tus miedos
Desayunar besos con sabor a eternidad
Que existan los para siempre, los ``hasta luego´´, los ``te prometo´´

Que tu piel me despierte en las mañanas y en las siestas
Causando antojos con gusto a quiero más...
Quiero sentarme en el balcón de tus miedos

 Desayunar besos con sabor a eternidad
Que existan los para siempre,  los ``hasta luego´´, los ``te prometo´´
Que tu piel me despierte en las mañanas y en las siestas
causando antojos con gusto a quiero más...