Sí, sé mentir y lo hice muchas veces... pero era verdad que te quería. Cerrá bien cuando te vayas.

12 de diciembre de 2011

Mi todo.

Vos, mi proa, mi timón, mi timonel, mi barco y todo, mi mar, mi ancla, mi arena y mi caña de pescar, mi brújula y mi norte, mi puerto y mi soporte, mi capitán y mi tripulación ¿que mas puede pedir el corazón? vos, mi piano, mi papel, mi tinta china, verso y todo, mi mejor musa, mi guitarra y mis intentos de canción, mi alfabeto en español, mi mejor inspiración, mis cuartetos, mis clavijas, mis ideas sin valijas, mis cartas sin correo y esta historia merodeando la razón ¿que mas puede pedir el corazón? vos, el teflon donde resbalan mis problemas. Vos, mi semilla, mi jardín, mi jardinero y todo, mi hoja y tallo, mi rama y mi raíz, mi sol, mi regadera, mi estambre tornasol, mi polen, mi lluvia, mi pétalo y botón. Vos, mi paz y mi batalla, mi verdad y mi novela, mi vicio, mi adicción, mi filosofía, mi coherencia y mi locura, mi desorden, mi armonía, mi remedio y mi mal, la criptonita de este Superman.




(Odio Ricardo Arjona, así que esta entrada va con unas chispas de hipocresía)